20 sept. 2009

EL PRINCIPIO DE LA ESCASEZ

Debo aclarar que esta idea del principio de la escasez no es propia, ya que únicamente por casualidad de la vida la escuche en una conversación con una pareja de amigos.

- ¿Has escuchado la teoría del principio de la escasez? – me pregunta él.

- Pues no – le respondo muy extrañado.

- Es un mate de risa y en cierta proporción tiene cierta razón – habla ella, mirándolo a él con una sonrisa seductora.

- Todos nosotros por alguna razón inexplicable queremos mucho más las cosas que no todos tienen, por el simple hecho que nos da cierta exclusividad frente a los demás. Las cosas fáciles que obtenemos no le damos la suficiente importancia porque la podemos tener en cualquier momento, por este motivo el principio de la escasez, mi querido Anthony, se refiere a la manera que debemos tomar nuestras relaciones para tener éxito y no ser dejado como un pelotudo por otro idiota que la trata mal – me explica con aire de maestría.

- Por ejemplo si llamas todo el día a la otra persona para saber que está haciendo en cada momento, vas a terminar por hartarlo porque le estas demostrando que en lo único que piensas es en él y que estas a su disposición en cualquier momento del día – habla ella complementando la idea.

Me pongo a pensar en que tan cierto son esas palabras, que mientras menos caso le haces a la otra personas más importancia te dan, porque ven que eres una persona difícil y distinta a los demás.

Sin duda en una relación de pareja bastante madura no sucede este tipo de cuestiones, donde uno da más que la otra persona. Podemos estar enganchados de nuestra actual pareja pero no necesariamente tenemos que dejar nuestra propia independencia, donde cada parte tienes sus propias responsabilidades y gustos.

En mi relación actual con Lucy, hace tiempo que no menciono a Lucy después de nuestra última pelea, intento lograr este equilibrio a pesar de todas las peleas en nuestro intento de acoplarnos como relación estable.

Antes de tener una relación formal con Lucy, salía con una chica la cual no me hacía caso a pesar que me esforzaba para atraerla, creo esta olía mi desesperación por tener algo con ella. Ahora que cuento con una relación, no se cansa en llamarme y dice que quiere verme.

Siempre pensé que las mujeres son extrañas que cuando eres la manzana prohibida, te hacen caso y te coquetean, pero cuando no hay perro quien te ladre te patean directamente en el trasero para que no las molestes.

- En conclusión cuando estas con alguien es mejor no empelotarse por esta persona porque terminan por dejarte – sentencia él.

Ella lo ve con ojos casi llorosos y con una expresión de querer decirle algo.

- Pero mi amor yo estoy empelotada de ti…

Él con cara de sorpresa por el comentario inesperado de ella, transcurren unos segundos de silencio a la espera de la respuesta de tan apuñalador comentario.

- ¡Eh!.. pe… pero, este… eso no se aplica con nosotros, porque nosotros nos regimos por el principio de la abundancia, amor por todos lados.

¡Grande maestro!

Les dejo el video del principio de la escasez espero que lo disfruten y que lo apliquen en su vida… ¿o no?