21 dic. 2013

Testigo de una pasión, preso de (U)n Sentimiento


Cuando tenía aproximadamente 8 años, jugaba en la casa de un amigo y de casualidad encontré un periódico en donde tenían una entrevista con aquel entonces joven ídolo Crema José Luis “el Puma” Carranza, en donde destacaban su garra y vehemencia para defender al equipo de sus amores. Desde ese momento me volví fanático de club deportivo Universitario de Deportes.


Recuerdo que cuando niño, uno de los mejores regalos que mis padres me obsequiaron fue un uniforme del equipo de mis amores. Poniéndome a pensar un poco este hecho, fue un poco raro porque en mi casa la única persona ligada al fútbol era mi papá que casualmente era hincha del eterno rival de la “U”, Alianza Lima.


Grande mi viejo al dejarme decidir por mi propia cuenta de que equipo de fútbol quería ser, sin ningún tipo de influencia de parte de él. Inclusive recuerdo una tarde en casa viendo el clásico del fútbol peruano junto con mi papá en donde Alianza Lima llevaba la victoria por uno a cero, donde yo completamente triste veía perder a mi equipo y mi papá con fe de animarme me dijo: “No te preocupes hijo vas ver que la “U” va a empatar el partido”. No sucedió esto pero me pareció un gesto genial de mi padre.

Como hincha de la “U” hay tres momentos que recuerdo como si fueran ayer:

1.       El puñetazo del paraguayo Jorge Amado Nunes (U) al argentino Juan Carlos Kopriva (AL), partido entre la “U” y Alianza Lima,  Internet me dice que sucedió un 21 de mayo de 1994 en un partido jugado en Matute (cancha rival), en medio de un clima tenso, Nunes empujo a un aliancista, el árbitro le saca la amarilla y camina hacia el aliancista caído. Es en ese instante que el argentino le dice algo al paraguayo y este responde con un derechazo que dejó tumbado al argentino en el césped. Nocáut. El golpe enardeció tanto a las barras que el árbitro tuvo que suspender el partido. Aunque muchos no recuerdan ese partido lo perdidos pero Nunes, con este hecho se consagro como ídolo crema, nos dio el sabor a victoria ese día.


2.       Han existido mucho triunfos y derrotas por parte de universitario de deportes frente a Alianza Lima, pero uno de los encuentros que recuerdo con mucha molestia la derrota por 6 a 3 en el año de 1995, en donde un portero Paraguayo (Celso Guerrero) regalo todo, oportuno mencionar que es considerado uno de los peores extranjeros que llegaron al Perú en los últimos 20 años. El partido inicio marcando el descuento con el capitán crema de ese entonces, Roberto Martinez y la hinchada exploto de algarabía, minutos después el árbitro cobra una falta a favor de Alianza Lima cerca de la portería y un Marquihno inspirado anota el empate de tiro libre. Posteriormente, a través de un contraataque crema el árbitro cobra falta dentro del área y la U vuelve a sacar ventaja con un penal bien ejecutado por Carty. Antes de terminar el primer tiempo el árbitro vuelve a cobrar penal pero esta vez a favor de la blanquiazul, que ni corto ni perezoso empata nuevamente el partido. Ya en el segundo tiempo en un ataque de Waldir Saenz (AL) pone adelante el marcado con un sombrerito que deja tirado al Celso Guerrero. Minutos después en un ataque por la banda izquierda Alianza Lima pone el marcador 4 a 2, en donde prácticamente el portero crema regala el gol. La catana era evidente en donde los jugadores de Alianza Lima se aprovechan de las pocas habilidades del portero crema y encontrándolo adelantado en dos oportunidades seguidas le conviertes el gol número 5 y 6. El descuento por parte de universitario llega al final del partido cerrando el marcador en 6 a 3.

   

3.       El tricampeonato de Universitario de Deportes: Ver al club de mis amores salir campeón por tres años consecutivos (1999, 2000 y 2001) fue uno de los mejores recuerdos que he podido tener, orgullos de ser hincha del mejor equipo del Perú, de ser de una clase privilegiada. Testigo de una pasión, preso de un sentimiento.
  
   

Años posteriores, por alguna razón alguna y por falta de campeonatos y carga de mayores responsabilidades perdí el rastro he importancia a mi equipo. Inclusive en el año 2009 la Crema volvió a salir campeón pero no le di la importancia del caso debido a que ese año estaba en un nuevo trabajo y viviendo en una nueva ciudad.

Año 2013, casi de la misma forma que perdí el interés por el futbol en general, comencé a seguir algunos partidos de la temporada y renació esa chispa e interés por la Crema, dándome una satisfacción al final de la temporada en donde el campeón fue Universitario de deportes, con un equipo que poco conozco pero que revivió ese sentimiento de antaño.

Dale dale Campeón, dale dale Campeón!!!!


Para finalizar publico algunas fotos que una amiga, con la que fui al estadio Monumental, tomó por el campeonato número 26 de Universitario de Deporte.