23 ago. 2010

LOS TRES REQUISITOS

En otra conversación habitual del trabajo, jefe gruñón me dice:

- Para que algún día llegues a ser gerente de esta compañía, tienes que cumplir los tres requisitos obligatorios que tenemos todos nosotros – seriedad en el ambiente.
- Y ¿cuáles son esas condiciones? – respondo curioso.

- Primero: debes se titulado... Segundo: debes haber escrito un libro.

Hace una pausa con el pretexto de tomar aire. Lo miro fijamente en ademan de esperar el tercer requisito. Y dice:

- Y por último, por lo mínimo haber tenido una relación homosexual – carcajadas por parte de él.
Con mente veloz y reaccionando a la broma le dije:

- ¡Carajo! me falta escribir el libro…

(Risas)

16 ago. 2010

UNA BUENA IDEA

En una reunión social, ciertamente importante en el trabajo, donde el gerente principal de Perú anuncia los logros de la Compañía del periodo anterior, el bono otorgado a cada trabajador conjuntamente con los aumentos de sueldos del año.

Después de larga palabrería, inicio el esparcimiento en donde se presento la siguiente situación dentro de un grupo pequeño en el momento que el jefaso se acercó:

- Díganme muchachos cuales son las recomendaciones que tienen para el año fiscal que se nos viene – nos dice a todos nosotros.

- Anthony tiene una recomendación que a mi parecer es muy importante – dice el gerente que se encontraba a mi derecha, sonriendo al tratar de comprometerme sin tener vela en el entierro.

Con cara de confundido veo a todo el grupo y digo lo primero que se me ocurre.

- Pues… Estaba pensando que el área de recursos humanos debería contratar a más chicas guapas para poder trabajar con más entusiasmo y al mismo tiempo recrear la vista – en un todo algo machista.

- ¡Uhmm!, no es mala la idea pero hay cierto problema que no has pensado – comenta el jefaso algo pensativo.

- Y… se puede saber ¿cuál es ese problema? – le pregunto.

Nos mira a todos con aire de misterio y dice:

- Cuando contratemos a todas estas chicas guapas, estas van a venir a mí y reclamar por las huevadas de tipos que tenemos y nos quedaríamos sin trabajo varios de nosotros para contratar hombres guapos y tú encabezarias la lista.

(Risas)

9 ago. 2010

MARICONADAS


Conversando con un grupo de amigos del trabajo se desarrolló la siguiente conversación:

- En esta oficia, ¡De hecho! hay varios homosexuales– dice el curioso del grupo.

- Por lo mínimo deben haber entre 10 a 15 personas, formalmente e informalmente declarados – respondo con cierto aire de sabiondo.

- Como sabrán a nivel internacional nuestra firma tiene políticas a favor de la contratación de personal por sus aptitudes sin importar su opción sexual – contesta el filosofo del grupo.

- Los tiempos han cambiado. Recuerdo que en mis épocas les decíamos de diversas formas: maricas, cabros, brócolis, mariscales, rosquetes, etcétera, etcétera – acota el más viejo de todos y nos pregunta: En esta época ¿Cómo les dicen? - con malicia en los ojos.

El chacota, el que nunca falta en toda reunión, responde:

- Anthonys…

(Risas al unísono)

4 ago. 2010

SANDBOARDING


Según Wikimedia la definición del Sandboard es el siguiente:

“El Sandboarding es un deporte que consiste en el descenso de dunas o cerros de arena, con tablas especiales parecidas a las del Snowboarding. Pertenece a la categoría de deportes extremos por el aumento de adrenalina que experimentan quienes lo practican”.

La semana de Fiestas patrias dentro de las cosas más interesantes que hice (tristemente confieso que fue la única) fue ir al desierto de la Huacachina en Ica – Perú, el cual es uno de los principales atractivos turísticos de la zona.

Al pasear por este paraje se siente la adrenalina en el ambiente debido a que encontramos los famosos tubulares, monstruos areneros que hacen que las dunas sean montañas rusas naturales.

Este su servidor al sentirse un poco paria con respecto a la adrenalina, se animo a arriesgar su vida, subiendo a estos tubulares y hacer sandboard. Como muestra de mi valentía y coraje les dejo el video de esta proeza.




Acepto que el video no es más que una mariconada total por la forma de hacer la supuesta hazaña. Te invito a que visites la Huacachina, hagas este deporte extremo por tu propia cuenta y dejes de estar pensado “Chato maricon, tanta huevada para la mariconada que has hecho”.