14 ene. 2011

EL REGRESO


Escribo este post desde un recóndito lugar de Lima. No crean que soy prófugo de la justicia, solo estoy escondido en una esquina de la oficina para poder escribir. A mi alrededor se encuentran varios compañeros de trabajo, los cuales mismas maquinas humanas no despejan su vista del computador.

Estoy exhausto llevó 3 días en donde he dormido en total un promedio de 8 horas. Lo peor de todo es que el trabajo se va a volver más pesado con el transcurrir de las semanas.

A todo esto quiero pedir disculpas por este silencio de prácticamente 4 meses que me desconecte del mundo de la blogosfera. ¿Por qué dejé de escribir? simplemente me dio pereza y ocupe mi tiempo con otras actividades, algo tonto pero no le encuentro otra explicación. ¿Por qué vuelvo a escribir? Tampoco lo sé, solo me dio ganas de contar las cosas que me pasan o que me han pasado nuevamente.

No sé si mi demencia artificial para describir he interpretar las cosas siga siendo la misma, inclusive pensé que en mis últimos post, 4 meses atrás, esa chispa que se tiene al escribir se había apagado. Ahora creo que ese fulgor intenta dar un pequeño resplandor. ¡Eso espero!

Este no es un regreso triunfal porque nunca gané nada escribiendo, únicamente alimentar mi ego como escritor aficionado pero volveré a escribir continuamente. ¡Eso espero!

En estos cuatro largos meses (ni tan largos) me han sucedido muchas cosas interesantes y desagradables que ya les contaré más adelante.

Mientras tanto para que se entretengan les dejo un video de Les Luthiers que esta muy bueno para todos aquellos que quieren pedir perdón.