30 abr. 2012

LOS REYES DEL BOSQUE "ROBIN HOODS"


Año 2000, quinto año de secundaria. Por las profundidades de un colegio marista, vagaban un grupo de proscritos cuyan hazañas, los convertieron en los heroes populares de la epoca, estos heroes siempre estaban al servicio de los desvalidos.

Este grupo de valientes pertenecía a una clase selecta, a la que muchos desearon pertenecer, (redoble de tambores) nuestra aula el “MRCTA” que en su versión larga significa “Movimiento Revolucionario Científico Tecnológico sección A”.

Fuimos un experimento del estado. Un proyecto educativo que duro solo dos años (1999 y 2000) en donde a los alumnos se los separaba por sus tipos de aptitudes: tecnológicas y humanísticas. Nunca entendí cual fue el criterio de separación, yo no tenía ni aptitudes tecnológicas… menos aún humanísticas, para ser sinceros no tenía aptitudes para nada. Si estudie en la universidad fue por presión social más que por ganas propias. Me hubiera gustado ser un hippy moderno andando por la vida sin preocupaciones.

Estos valientes, no buscában pleitos a nadie, éran lo que no abusan de los demás pero que jodian a los que si abusaban de los indefensos por su supuesta popularidad y/o fortaleza. Nos considerábamos los Robin Hood de nuestro colegio. “Jodiamos a los abusadores y ayudábamos a los desvalidos”.



La típica escena, un alumno común y corriente va a comprar solo su comida a la cafetería del colegio y un grupo de imberbes invaden ruidosamente su alrededor, empujándole “accidentalmente”. En este proceso llegan a quitarle su comida y bebida y llegan a echarlo al suelo. “Gracias por invitarnos” – dice uno de los chicos mientras todos se van.

Artos de esta situación diaria y buscando un escarmiento para todos estos bravucones, ideamos el siguiente plan: anticipadamente, compramos una Inka Kola y fuimos al lugar en donde todos los alumnos guardaban sus bicicletas. Cuidadosamente vaciamos la cuarta parte de la gaseosa y uno de nosotros preguntó - “Quien tiene ganas de orinar”, el cual un par de nosotros se ofreció en volver a llenar la dichosa botella.

Una vez preparada la trampa, encomendamos a un valiente en ir con la bendita botella al centro del cafetín. ¡Oh sorpresa! Los mismos malandrines, intentado arrebatar lo que no era suyo, el cual esta vez no hubo mucha resistencia para dejarse ultrajar. Todos los que estaban alrededor sabían de nuestro plan, cuando los vándalos bebieron el líquido vengador hubieron risas generales como un vítor de guerra, una causa la cual estábamos vengando. Inmediatamente estos se dieron cuenta de la trampa y comenzaron a escupir y a vomitar, “lamentablemente” el acto estaba consumado y nuestro plan había sido un éxito.

Os aseguro que estos malandros lo tuvieron que pensar mil veces para intentar hacer de las suyas porque sabían que existía un grupo de valientes que podían hacerlos caer en cualquier momento.

Para finalizar, este blog esta en contra del bullyng y se solidariza con cual tipo de campaña que esté en contra del mismo"

4 comentarios:

  1. de estos grupos deberian de existir en varias escuelas, aunque no vi un grupo tan maleado en el mio. Supongo que en los nacionales si deben de haber

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los colegis maristas son bastantes conocidos. Y si eramos unos maleados jajaja.

      Eliminar
  2. Jajajajaja yo tambien me acuerdo de esa proeza!!!! jajajaja y de las caras que pusieron bien jugado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu no fuiste quien lleno la botellita??? jajaja

      Eliminar