24 may. 2009

PLEITISTA POR NATURALEZA


En muchas oportunidades he pensado que pasaría si me encontrara en una situación donde mi integridad física estuviera en peligro, es decir, si estuviera inmerso directamente en una pelea. Varias veces he tenido ideas disparatadas, como por ejemplo ser un Street Fighter (peleador callejero) y patear traseros a diestra y siniestra, pero acéptemelos soy un verdadero perdedor en cuanto a esto se trata, moriría del miedo si tuviera que pelear con algún hombre, es más también tendría pánico si se tratara de una mujer.

Pero esta condición de avestruz, de esconder la cabeza cuando se siente peligro, no siempre ha sido así, en algún momento de mi vida era una de los muchachos más respetados de mi entorno por tener la fama de peleador y busca bullas, pero lo que nunca supieron todos los que me rodeaban es cuál fue la verdad de los hechos para ganar esta popularidad.

Era el año de 1997, año en el que estaba cursando el segundo de secundaria en el colegio “Cristo Rey”, institución dominada en su entereza por la Hermandad Marista; en esa época conocí al “Gringo”, compañero de clases y un verdadero vago en cuestión de riñas, era él el que me incentivaba a tratar de buscar alguna pelea. “Tienes que ganarte el respeto de los demás”, me decía; yo era reacio a encontrar un contendiente solo por ganarme un supuesto respeto.

Hasta el día en que se armó la grande con “El Cholo”, muchacho extremadamente alto y robusto que gozaba de cierto respeto en el colegio por propinar tundas a compañeros escuálidos y pequeños, como la que gozaba mi persona en ese entonces.

“Cholo dice el chatito de allá que no le puedes rendir ni un raund, que mientras más alto eres más fuerte lloras”

“Listo chato dice que a la hora de recreo se encuentran en el salón para que te patee mismo pelota”

Le reclamé y le dije que no quería pelear, especialmente con ese animal, que seguramente me mataría a golpes y que si quería buscarme una pelea mejor hubiera sido con “El Bolsa”, muchacho que creíamos que sufría de síndrome de Down; a pesar de todos mis reclamos la contienda ya estaba propuesta.

En el salón de clases pensaba en la forma de pedir disculpas a mi opositor sin perder la poca hombría que me quedaba hasta entonces. Miraba el reloj minuto a minuto, escuchaba el tic tac tic tac, llegue a imaginar que escuchaba “Muerto estas Muerto estas”, imaginé también tener un reloj que parara el tiempo para que la maléfica hora del recreo no llegara nunca y poder escapar de la tremenda golpiza que seguramente me iban a dar.

Comencé a rogar a Dios que sucediera cualquier cosa que me librara de tremendo problema, esperaba que mi mamá llamara al colegio para que me den permiso de salida aduciendo que el abuelito del papá del tío de mi vecino había muerto por lo cual tenía que ir apoyar moralmente en tan fatídico suceso (¡si, como no!) , rogué que haya un terremoto en la escala de Richter nivel 10, (La que está estimada para el choque de un meteorito rocoso de 2 km de diámetro que impacte a 25 km/s) y así poder escabullirme entre los heridos para que más tarde yo no sea el fracturado; o por último esperaba que al “Cholo” le diera una diarrea tan fuerte la cual lo tendrían que mandar a su casa y por consecuencia de esto perdiera la memoria, así todo el problema quedaría en el olvido.

¡Ringgggggggg!

Está de más decir que nada de esto último sucedió.
El profesor sale del salón, algunos compañeros también lo hacen y muchos “Misteriosamente” se quedan, “El Negro” (es evidente el porqué del sobrenombre) se autoproclama campana, espera que el profesor esté a una distancia adecuada y grita:

“¡YA SE FUEE!”

Todos los espectadores mueven las carpetas y hacen un cuadrilátero imaginario y comienzan a exclamar:

“PELEA, PELEA...”

En ese momento había mucha gente para arrodillarme a rogar por mi vida, por lo cual sin más remedio, con el cuerpo temblando, me dispuse a sacrificar mi vida por las causas comunes de los indefensos y oprimidos, de la masa minoritaria que éramos: “Los Chatos”.

En el medio del campo de batalla, lo primero que se me ocurrió fue bailarlo y asustarlo con mi técnica de Bruce Lee (si, esa la de los gritos desesperados y movimientos extraños), pero al parecer esto no estaba funcionando por que el forajido comenzó a perseguirme mientras yo retrocedía y retrocedía. Pasaron los minutos (solo tenía que aguantar 15 minutos que duraba el recreo), todo iba bien sin ningún golpe hasta que llegó a amarrarme del cuello y comenzó a golpearme directamente en la cabeza, golpe tras golpe…

Solo esperaba que sucediera un milagro o que terminara el recreo, lo que ocurriera primero.

Casi agonizando en mi intento desesperado de liberarme, suena en mi mente la canción “Eye of the Tiger” esa la de Rocky…
Ahí les dejo un videito para que vean lo que senti en ese momento:


Por reacción de autodefensa, levante un puño y le di un par de golpes directo al rostro; fue un momento glorioso para todos los vapuleados del colegio, era un sentir compartido, casi escuche las gritos y aplausos del público a mi favor al presenciar la escena.

La batalla terminó en mi caso con un dolor de cabeza terrible y él con un labio sangrando.

Muchos dijeron que había tenido mucha suerte, otros comentaron que era yo quien había salido vencedor de la pelea y otros más contaron por varios años la historia del David y Goliat moderna.

24 comentarios:

  1. Hola! Me encanta tu blog! Me he reido mucho con tus dos últimos post, (ya sé que la pelea no es graciosa, pero con el video de Rocky, suena divertido:)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. "Mientras más alto eres más fuerte lloras”, jajajajajajajaja! Aunque no lo creas, es bastante cierta esa frase.

    Bueno, fuera de eso, un poco desleal la forma de pelear de tu pata, felizmente sí le pudiste dar, eso dobla el mérito.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, acabo de leer tu anterior entrada, y sólo déjame decirte una cosa: No habrás sido serrucho, pero igual perturbas la labor del novio. Aunque muchos no lo crean, eso es bastante molesto, así que mejor no hagas tercerías.

    De esta saliste muy bien parado, felizmente, ¿como negarlo? Ella no volvió. Eres un hombre afortunado.

    ResponderEliminar
  4. caray
    con todo y pelea
    pero dicen quien no percebera no gana

    pero no se pelee pe

    jiji

    bsos de esposa primeriza y Recién casada

    ResponderEliminar
  5. jajajaja, me encantó el post
    Pucha, de pensar que mi terremotito tiene que pasar por eso cuando crezca.. se me pone la carne de gallina
    buuu

    ResponderEliminar
  6. Bien hecho... debes tener buen gancho Anthony... lo más chevere es que viviste para contarlo...

    Sigue caminando y no más broncas...

    ResponderEliminar
  7. soy promo 91 de CR, saludos.Tengo un colegio marista, si señor, cristoreyno soy"

    ResponderEliminar
  8. BlackBerry: Gracias por elogio. La pelea no son nada graciosas, en ese entonces andaba muy asustado. Pero ahora, lo tomo con muchas risas toda esa época, excelente época. Gracias nuevamente por tu visita.

    Raulín Raulón: Desleal jajaja, bueno en esos momentos se le tiene que dar como se pueda para tratar de defenderse.

    No soy serrucho para nada, por lo mínimo esta vez no!! Saludos.

    Fiore: No pelee porque quise pe!!
    Mantengo mi posición de Paz y Amor.
    Saluditos

    Gigi: Bueno fui uno de los sobrevivientes, espero que tu terremoto también lo sea jajaja. No mentira es una etapa añorable hay que saber aprovecharla a lo máximo.

    JEC: Mi gancho es tan poderoso como el de un ratón por eso decidí dejar el mundo de las peleas (como si hubiera estado en él jajaja),
    Saludos.

    Luis: Es la Hermosa bandera Marista manantial cristalino de paz (Tun tutun) luz perenne que al hombre ilumina… La La La

    Saludos y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  9. HOLA, ANTHONY.
    ESTE POST ESTÁ BIEN NARRADO. Y ME SIENTO IDENTIFICADO EN ESE DE LAS PELEAS. AUNQUE EN MI CASO FUI UNO DE LOS BRAVUCONES DE LA ESCUELA.

    ¿CÓMO HICE QUE TODOS ME TUVIERAN UN RESPETO, CIERTO CIUDADO? FÁCIL. PAPAYITA, COMO DECÍAMOS EN ESOS AÑOS. CUANDO UNO DE LOS BRAVUCONES MÁS TEMIDOS ME BUSCO PELEA, TRES VECES LOGRÉ TUMBARLO. O SEA, LO TUMBABA UNA VEZ Y LUEGO LE DECÍA QUE NO PASA NADA, ERES DÉBIL, CAUSA(de un empujón poderoso, creo, porque a mis 15 años entrenaba los brazos colgándome y levantándome de la barra). Y LO TUMBÉ POR SEGUNDA VEZ, LE DECÍA QUE MEJOR VAYA A BUSCAR SU HOMBRÍA PUES ÉL ERA MUY FLACO, MUY BLANDO.

    YA EN LA TERCERA VEZ ESTUVE DECICIDO A PARTIRLO EN DOS. OJO, EL TIPO ERA MÁS ALTO QUE YO POR UN PALMA, PERO ERA MUY FLACO. Y YO, ESOS AÑOS, MISMO VEGETA, ESTUVE EN MI MEJOR MOMENTO ROCKY. ASÍ QUE A TERCERA VEZ, ESTUVE A PUNTO DE PARTIRLO, CUANDO UN TÍO CUARENTÓN, EN LA PLAZA, NOS SEPARÓ.

    JAJAA...DESDE AHÍ EN EL COLEGIO NADIE SE METÍA CON VEGETA (O SEA YO, HERMANO).

    ResponderEliminar
  10. SALUDOS, ANTHONY. ES UN PLACER LEER A UN COMPATRIOTA MÁS EN LA BLOGÓSFERA...

    ;)
    QUE TENAS UNA FRUCTÍFERA SEMANA ;D

    ResponderEliminar
  11. Rogger: Espero que nunca hayas abusado de los más pequeñines en tu Colegio, que esos si que caían mal. Por allí un par de veces les pasaba misteriosamente a estos abusivos que sus cosas terminaban colgando de un árbol del colegio, y nunca nadie sabia nada jajaja. He sido Chiquito pero no he sido lorna, gran diferencia jejeje.

    Saludos y un gran abrazo.
    Gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  12. jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja............... ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.... "el bolsa" ps... que cague de risa!! jajajajajajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  13. Bueno señores yo fui uno de los espectadores de la famosa pelea contada anteiormente pero dejenme decirles o mejor dicho dejenme desmentir las versiones emitidas en este corto espacio no era "El Cholo" la chapa de este patin era "El Waba", yo me pregunto kien era el negro???? y del bolsa ni hablar, la unica parte buena del asunto es ke mi querido amigo Mosta no se dejo y podriamos decir que si campeono en esa gresca, falto decir ke si habiamos 3 o 4 ke le dabamos aliento jaja cuidate bro sigue escribiendo y cuenta la verdad ps

    ResponderEliminar
  14. Estimado, gracias por tu visita en mi blog; es la primera vez que entro al tuyo...y sabes?..me gustó! ja!. Si me permites, déjame hacer cherry (o cherri) de mi blog por aquí..!!

    Nos leemos! (espero!)

    Bellota

    ResponderEliminar
  15. *jajaja* Genial el post. David contra Goliat.... Ala, hay diferentes maneras de ganarse el respeto (por suerte...)

    Chauuuu!

    Blanca

    ResponderEliminar
  16. Hey gracias x visitarme, veo q Giancarlo esta exigiendo q cuentes las cosas bien, a ver dale un update a tu historia
    Besos

    ResponderEliminar
  17. EBP: Gracias esa es la idea del post. Saludos

    Giancarlo: Ese mi buen amigo Giancarlo (Cabe indicar que es uno de mis mejores amigos) por lo visto te animaste a entrar al blog. Gracias por tu visita. No hay nada que desmentir únicamente, fiel al programa de protección de testigos (en realidad protección para mi, no vayan a recordar el hecho y quieran la revancha jeje) por esta razón no revele el apodo real del opositor, y el bolsa, tu no lo conocías pues bro, no eras el amigo de todos pero de que existió, existió y de que tenia cara de Taradito, la tenia. El mismo comentario para el Negro, bueno comprensible tu comentario por que a varios se les decía así. Si pues amigo había 3 o 4 que me daban aliento, agradezco por eso, por que los demás no creían en mis fuerzas de Superman jajaja. Gracias por tu visita amigo un beso.

    Bellota: Has todo el cherri que quieras, por cierto pueden visitarla lo recomiendo me gusto como redacta. Besos y gracias por tu visita. Nos leemos (También espero jeje)

    Blancanieves: Hay diferentes maneras pero te aseguro que no estaban en mis planes ganármela de esa forma con tanto golpe. Y felicidades nuevamente por la boda. Gracias por la visita.

    Adriana: Como le explique a mi amigo Giancarlo no hay nada que explicar jajaja. Solo que él tiene la versión como espectador, que por lógica es súper diferente a como contendiente jeje a el no le dieron de puñetazos en la cabeza. Es más ahora que lo pienso, si se hacia llamar mi amigo, por que dejo que los acontecimientos sucedieran, tomando en cuenta que Giancarlo gozaba de una estatura nada despreciable para los muchachos de ese entonces, Mal amigo jaja. Saludos Adriana y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  18. jajaj huy se paso Giancarlo.. como te va a hacer quedar asi!! jajaja..

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Shi: Así son los amigos intentado echarte a bajo jajajaja. Pues lo quiero de todas maneras. Gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  20. JIJIJ esos sobrenombres... Al igual que tu yo no soy de que mis puños hablen por mi yo me llevaba bien con todos sasi me evitaba !! estar peleandome. jij que loco la de eye of the tiger jiji mismo rocky.


    Muy divertido tu post.


    Saludos y gracias por la visita eh!


    Exitos

    ResponderEliminar
  21. Hola Anthony. Hoy solo he venido a saludarte y a conocer tu blog, vendré más despacio para leerte y conocerte.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  22. Ale: Cierto es mucho mejor, llevarse bien con todos pero siempre no faltan los inadaptados. Saludos, gracias por tu visita.

    Malena: Espero verte por aca, gracias por pasar y espero que te diviertas. Un beso.

    ResponderEliminar
  23. yo evito pelear, y eso de que es inevitable por lo menos hasta ahora en mi caso eso no es cierto u.u

    ResponderEliminar
  24. SantiagoMdc: De la misma forma soy el hombre más pacífico del mundo. Paz y Amor. Saludos

    ResponderEliminar