15 jun. 2009

ANTOÑAN Y LOS TRES MOSQUETEROS (LOS AMIGOS DE SIEMPRE)


Se puede decir que no soy de las personas que se consideran que tienen un millón de amigos, pues a pesar de conocer a mucha gente, me siento menos solo rodeado de los buenos camaradas.

Transcurrido el tiempo, el espacio y la distancia, considero que tengo la suerte de tener amistades muy sólidas, donde tal vez la comunicación sea muy poca, pero siempre existe el gusto cuando encuentras a ese hermano que nunca olvidas. Un saludo casual al encontrarse dos amigos podría ser el siguiente:

“Habla maricón a los años que te dejas ver, ¿como estas?”
“Hola pues putito, muy bien por suerte, ¿Y a ti que tal te trata la vida?

He tenido amistades que se han fortalecido en muy poco tiempo y otras en las cuales son amistades de toda una vida, pero en ambas existe ese sentimiento mutuo y sincero que es la Amistad.
Pensando en todo esto me hago la pregunta:

¿Alguna vez pensaron en ser amigo de las personas que menos creías?

Cuarto año de secundaria, Antoñan por órdenes de la Dirección de su colegio tuvo que dejar su acostumbrado salón y mudarse al salón de los valerosos mosqueteros de Cristo Rey. Antoñan toma la noticia con mucho entusiasmo por que uno de sus sueños era convertirse en uno de estos bizarros, pues en ese tiempo era un gran honor y privilegio.

Al llegar, al salón todos los presentes lo ven con mucha extrañase y tratan de hacer caso omiso a su presencia. Es donde tiene su primer encuentro con los tres mosqueteros principales de Cristo Rey: Gianatos, Pollotos y Pepenis.

Gianatos, el mosquetero más pícaro, enamorador de toda la especie femenina, vivaz por naturaleza y el más entendido en cuestión de riñas.

Pollotos, mosquetero galante, educado y refinado, pero a pesar de estas características era el más fuerte de todos.

Pepenis, era el mosquetero más ingenioso y soñador de los tres, con ideas sacadas de los pelos, pero con mucha imaginación para librarse de los peligrosos problemas.

Pasaron lo días, Antoñan al verse intimidado por tantos mosqueteros es retado a duelo por Gianatos para medir fuerzas y saber cual era la escala que debía tener dentro de todos los mosqueteros.

Gianatos asiste con Pollotos y Pepenis al encuentro como sus padrinos, la disputa estaba a punto de realizarse y en el momento de que Gianatos y Antoñan tenian los puños desenvainado llegaron las huestes enemigas, los Soldados del Colegio San Ramón, los cuales tenían rivalidad con los mosqueteros de Cristo Rey. Antoñan dijo que era mosquetero de corazón y que les ayudaría a vencerlos. Llegaron a salir triunfadores en esta contienda a puño limpio. Cuando el Director se entero de esta hazaña los mando a llamar para expulsarlos por tres días (¡Maldito Director!).

Desde entonces se les veía a los cuatro siempre juntos, Antoñan fue admitido como mosquetero, pasaron los años y su amistad siempre ha sido sincera hasta las últimas consecuencias.


Tal vez, los hechos que cuento no sean tan exactos, pero lo que no queda en duda es la valiosa amistad que llegue a tener con estos personajes.

Como olvidar de las borracheras criminales, tomando Capitan Kid, Niccardi o el famoso “Tres Veinte” (Una Kola Real de sol veinte y dos soles de cañazo) donde tomábamos hasta que alguno le salga baba verde de la boca, mismo exorcista. Como dejar de lado estos recuerdos, si con ellos aprendí a fumar los cigarros Inca, Derby, Caribe y en las épocas de millonarios, Hamilton o Premier.

Recuerdo claramente a Pepenis en una de sus borracheras (debo poner en claro que en aquella época él no se desbandaba tanto como nosotros) cuando no sabia ni quien era y para reanimarlo, le eché un chorro de agua fría en la cabeza para que: o lo despierte por el frío o le de una hipotermia, lo que suceda primera. Lo peor de todo es que no sucedió ni el uno, ni el otro; lo único que atine a hacer es quitarle las llaves, abrir su puerta, echarlo dentro de su casa y que de ahí el mismo se las vea (éramos amigos pero no suicidas los padres se respetan, además que sus padres conocían a los míos).

Gianatos mi buen amigo Gianatos, traigo a mi memoria el día del baile de la corte donde terminó tan borracho que se encerró en el baño y no quiso salir hasta el final de la fiesta. Entre Pollotos y yo tuvimos que sacarlo, pero alguno de los dos tenia que sacrificarse en pro de sus pantalones, por eso admiro a Pollotos; envolvió su mano de papel higiénico y solo puedo decir que los pantalones de Gianatos terminaron tan limpios como llegaron.

Finalmente Pollotos, a pesar de que él era el más borrachín de todos, recuerdo la vez que, ebrios, tuve que llevar su cabeza en mi hombro, él llorando por su amor de ese momento, pero esto no tendría nada de extraordinario, solo hay que tomar en cuenta que mido un metro con sesenta y cinco (1.65 M) y él como un metro ochenta (1.80 M), imagínense la escena patética del grandulón llorando en los hombros del chato.

Gracias por todas las veces que desperté sano y salvo en mi cama, donde siempre me daban razón que alguno de ellos a pesar de la embriaguez que llevaban, se preocuparon por dejarme en mi casa.

Es cierto que a estas alturas de mi vida ya no estoy en esas andanzas bohemias como ellos, pero que bien se siente recordar y saber que siempre tuve una mano amiga junto a mí. A pesar de toda adversidad, de cualquier mujer y todo lo que se nos enfrento, seguimos siendo amigos.

Tengo varios amigos más que considero mucho y les quiero decir que siempre los tengo presente, gracias por darme a todos su amistad.


Buscando fotos para colgar, me di cuenta que existe una tendencia de crear albunes llamados: Juerguitas, Bombitas, Noche de tono, etc. Así que no me fue dificil conseguir algunas fotos.

___












20 comentarios:

  1. jiji, en la mayori d las fotos hay una chela, o algo parecido, jajaj choborras


    que lindo k tengas amigos asi, son los uno cuentaa para toooo.


    aaa hace siglo k no entrabaaaaaa.....
    tengo k retomar todo

    ResponderEliminar
  2. ajajaj despues me dices lo cero alcohol xD jjajaja q tal conciencia xd


    Saludos anthoni.

    ResponderEliminar
  3. Es lo maximo tener amigos asì, no?

    y esos apodos jojojo

    bsos de esposa primeriza y Recién casada

    ResponderEliminar
  4. Uyy pura juerga... y las resacas? ahi tmb staban los amigos?

    ResponderEliminar
  5. Chancita: De hecho que son unos choborras de porqueria, pero igual son mis amigos. jajaja Saludos.

    Ale: El alcoholimetro no hay que mantenerlo en cero puede ser perjudicial para la salud. jeje Gracias por pasar.

    Fiore: Lo máximo de lo máximo. Gracias por tu visita.

    Adriana: jajajaja en las resacas cada uno tenia que verselas por su cuenta, somos amigos no superheroes. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Esos momentos son los mejores del mundo porque se comparten muchas cosas.


    Cuidate.

    ResponderEliminar
  7. Meg: Son los mejores y los más añorados. Por eso quiero a todos los amigos. Gracias por tu visita. Besos

    ResponderEliminar
  8. wow es la primera vez que te leo y me encanto esto que escribiste.....
    te sigo!!
    un beso desde españa

    ResponderEliminar
  9. Tmr no encontre mi nombre, considerame perrooo.. jaaja Has un post acerca de las personas que malograstes....

    ResponderEliminar
  10. Gg: Gracias por leerme y por tu comentario. Te visitare también, un saludo enorme.

    Sebastiani: jajajaja, casualmente también estaba pensando en ti en Heber cuando hacia esté post, sabes que los considero como grandes amigos. De hecho que es un post fijo sobre ustedes. Un abrazo bro.

    ResponderEliminar
  11. un señor que tiene un blog de poemas,creo que porla manera de esribir es español,pero no lo puedo asegurar,que si lo busas por google aparecen algunos pocos datos sobre el...ni siquiera se sabe quien,de donde y como es!
    que ahora yo por ejemplo,no puedo dejar ni un omentario en sus trabajos...pero es mi seguidor!
    eso...nada importante
    lidia

    ResponderEliminar
  12. Lidia: Uno nunca sabe de donde podemos conseguir una amistad. Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  13. Hay dos momentos en los que las amistades se refuerzan: En las mechas y en las borracheras.

    Que tal amistad (y estómago) de hierro la de ustedes, sobretodo ahora, que es muy difícil conservar a los amigos del cole.

    ResponderEliminar
  14. Bueno mi kerido amigo Antoñan, una de las reglas de los maskeperros era no divulgar secretos de la hermandad y viendo incumplida esta regla tengo ke decirte ke te reto nuevamente a duelo y no me importa ke aparescan 1000000 soldaditos de esos primero te reviento a ti y despues me encargo de ellos jajajajaja.
    Buena historia amigo pero deberias hacer contado la vez akella ke estos mosketeros tus amigos evitamos ke realizes una barbarie asi ke no te tengas por muy bien librado de todas nuestras incursiones alcoholicas y demas un abrazo mi hermano cuidate

    ResponderEliminar
  15. Raulín Raulón: Es muy cierto eso de los momentos donde se refuerzan las amistades. Con los masqueperros hemos pasado las dos etapas jajaja. Saludos y gracias por tu visita.

    Giancarlo: jajajajaja, pues esta vez llevare mis padrinos bro así que no vallas a arrugar. Cuídate y ya deja de tomar con el animal jajaja.

    ResponderEliminar
  16. la foto macabra es deun poster del circo del sol
    o sea...
    un saludo
    lidia

    ResponderEliminar
  17. estoy sana!notengo nada solo conte lo que puede pasar,a veces,no siempre,en la vida
    gracias
    lidia

    ResponderEliminar
  18. Eres de los que tienen que llevar a su casa borracho? :S

    ResponderEliminar
  19. Hola!!
    Muy buena historia, por un momento regrese a esa epoca de la school.
    Y las fotos hablan mas q mil palabras.
    Me gustó la descipción que le das a los tres.
    Bueno me despido por el momento y mil gracias por leerme.

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Lidia: Correcto!! saludos.

    Yvonne: No ya no soy de esos, he cambiado el rumbo de mi vida, jajajaja. Realmente son pocas veces que he estado en situaciones lamentables. Gracias por tu visita Saludos.

    Lulu: Gracias por tu comentario. Nos leemos, un beso.

    ResponderEliminar